Perder una mascota duele más de lo que la gente imagina.

Reflexión 47561 Visitas

Tener una mascota es algo que nos fascina, ellos nos llenan de mucha alegría desde el primer momento en que llegan a nuestro hogar, nos fascina sentir su compañía y verlos hacer sus travesuras a nuestro alrededor.

Muchas personas que tienen mascotas, les encanta mimarlos ya que estos animalitos nos dan amor inigualable y sincero, son una ternura y nosotros amamos que esto sea así, nos sentimos muy bien en compañía de nuestras mascotas cuando más nadie está para nosotros.

Cuando estamos solos, las mascotas nos acompañan, siempre son nuestros fieles compañeros en las buenas o en las malas siempre están con nosotros, nos gusta que así sea ya que nos sentimos apoyados por alguien de forma incondicional.

Por ello el hecho de perder a nuestra mascota nos afecta mucho y es que muchos afirman que les duele demasiado perder a una mascota que por tantos años ha estado con acompañándonos y que ha cuidado y ha sido un fiel amigo.

LA TRISTEZA NOS INVADE AL VER PARTIR A NUESTRA MASCOTA

Es muy probable que al menos una vez en tu vida hayas tenido una mascota, que la hayas querido demasiado, te haya apoyado y acompañado en tus peores momentos pero debes decirle adiós el día menos esperado.

Muchas personas dicen que una mascota es la felicidad, son ángeles en forma de mascotas y que siempre nos acompañan y adoran hacerlo así como también nosotros amamos que ellas nos sigan a todos lados cuidándonos.

Perder a una mascota tan querida duele demasiado, mucho más de lo que la gente cree que duele, muchos subestiman el dolor que se puede sentir al perder a nuestro amigo perruno o a nuestro gato o cualquier otra mascota que hayamos tenido.

Para comprobar esto, un estudio llevado a cabo en el departamento de Psicología de la Universidad de Nuevo México en Estados Unidos le preguntó a muchos dueños como se habían sentido tras la pérdida de su mascota y muchos dijeron que el dolor había sido muy profundo.

Otra universidad pero en este caso en Hawái, no solo confirmó tal hecho sino que además acotó que el dolor tras la muerte de una mascota suele ser mucho más duradero que el dolor que sentimos con la pérdida de un ser querido, increíble, pero en la mayoría de los casos cierto.

Muchos hoy en día dicen haber sufrido mucho por la pérdida de su mascota y que muchas veces ese dolor no se compara con la pérdida de un ser querido.

¿Y Tú, qué opinas? Déjanos tu opinión en la caja de comentarios.

 

Compartir

Comentarios