Dile Adiós a los dolores en el pie, la rodilla o cadera, con estos 6 ejercicios

Bienestar 16435 Visitas

Aquí hay algunos consejos sobre cómo usar la terapia física para posiblemente hacerte sentir mejor.

Elevación de talones

Para comenzar, toma una silla y párate detrás.

Levanta una de tus piernas. Levanta lentamente el talón de la otra pierna hasta que estés de puntillas. Lentamente, coloca el talón en el piso. Repite este ejercicio de 10 a 15 veces en cada pierna. Esto fortalecerá tus tobillos y trabajarás los músculos alrededor de la rodilla.

Caminar con las puntas de los dedos de los pies

Este es un simple ejercicio que puedes hacer mientras limpias tu casa o haces tus tareas domésticas. Simplemente camina sobre las puntas de tus pies a un ritmo rápido, esto fortalecerá tus pantorrillas y le dará un pequeño entrenamiento a tus dedos y las puntas de tus pies.

Sigue caminando así de 5 a 15 minutos o hasta que te canses.

Hacer círculos con los tobillos

Para trabajar los tobillos débiles, debes hacer lo siguiente:

Sentado o de pie, levanta una pierna.

Gira lentamente el pie de esa pierna en un movimiento circular.

Repite esto 10 veces en un círculo hacia adentro y 10 veces en círculos hacia afuera para cada pierna.

Entrenamiento de resistencia

Para este próximo ejercicio, necesitarás una banda de resistencia.

Fija la banda alrededor de la pata de un sofá o de cualquier otro mueble de pie. Coloca una de tus piernas debajo de la otra, ligeramente doblada en la rodilla. Agarra una banda de resistencia con el pie de la pierna que está encima.
Lentamente, jala la banda, doblando tu pie hacia tu cabeza. Repite esto de 10 a 15 veces en cada pierna. Esto agrega trabajo a los músculos de la pantorrilla y los músculos del muslo interno y externo.

Ejercicios para los dedos de los pies

Para ejercitar los dedos de los pies a diario, puedes jugar un juego llamado “trata de agarrar algo”.

Enrolla los dedos de los pies por sí solos.

Pon una toalla en el suelo y agárrala con los dedos de los pies. Coloca piedrecitas pequeñas en el suelo e intenta colocarlas en una canasta utilizando solo los pies.

Caminar sobre una bola

Para relajarse y entrenar las plantas de tus pies:

Encuentra una pelota de tenis o una pelota de diámetro similar. Siéntate en una silla. Coloca tu pie sobre la pelota y párate sobre ella. Lentamente, empuja la pelota con tu pie hacia adelante y luego hacia atrás. ¡Disfruta el masaje!

¿Cuáles son tus trucos para ayudarte a relajar los pies después de un largo día? ¡Comparte tu opinión en los comentarios a continuación! Y no olvides compartir nuestra página con tus amigos en las redes sociales.

Compartir

Comentarios