Científicos lo confirman: el segundo hijo es más revoltoso que el primero, y los padres están de acuerdo.

Entretenimiento 11056 Visitas

La ciencia dice que los padres tienen razón, el segundo hijo es más travieso que el primero. Así es, recientes estudios han confirmado el mito que dice que el segundo hijo tiende a ser más difícil de manejar y que el orden de nacimiento de una persona influye en su personalidad y vida.

En el 2005, investigadores de la Universidad de California — Los Angeles liderados por la Dra. E. Black publicaron un estudio cuyos resultados fueron inesperados: los niños nacidos en segundo lugar en la familia tenían frecuentemente menos éxito en los estudios y en el trabajo que su predecesor.

Lo que se descubrió fue extraño debido a que los niños que se había analizado provenían de familias en las que los padres daban iguales oportunidades educativas a sus hijos. Pero todo se aclararía tiempo después gracias a un estudio de economistas del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Científicos confirman que el segundo hijo es más revoltoso que el primero

Los padres están de acuerdo. El Dr. Doyle y su equipo descubrieron que los hijos segundos tienen 40% más de probabilidades de tener problemas con la ley que sus hermanos mayores, confirmando los hallazgos de sus colegas sobre las desventajas de nacer en 2do lugar.

Sin embargo, la causa no era que los niños menores tuvieran problemas de salud o nivel educativo más bajo, eso había quedado claro. La razón no se hallaba en los hijos segundos sino en los padres y el hermano mayor: los primeros bebés son criados por sus padres, los segundos, por sus hermanos mayores.

Una vez que el segundo hijo llega a la familia, los padres ya han tenido práctica con el primero y bajan un poco la guardia. Los niños que nacen después del primero “tienen como ejemplo a seguir a irracionales infantes de dos años, sus hermanos mayores”, explicó el Dr. Doyle en una entrevista.

Se recomienda hacer un esfuerzo por parte de los padres para prestar más atención a los pequeños que nazcan después del primero y controlar las influencias de este para que el segundo hijo no se convierta en un terremoto de 50 cm. Solo recuerda, déjalo ser quien es, pero con reglas.

¿Crees que el orden de tu nacimiento afecta tu personalidad y la de los pequeños en tu familia? ¡Déjanos tu opinión en la caja de comentarios abajo y no olvides compartir este artículo con tus amigos en las redes sociales!.

Compartir

Comentarios