Familiares tóxicos también deben salir de tu vida y no debes sentirte culpable

Entretenimiento 23674 Visitas

Siempre se habla de las relaciones toxicas sentimentales o con amigos, olvidando que existe algo peor, los familiares tóxicos de quienes también es mejor alejarse

La sociedad nos enseña que los lazos familiares deben mantenerse para siempre, sobre todo cuando se trata de mamá, papá o hermanos, en estos casos es casi una obligación amarlos, respetarlos y dejarlos para siempre en tu vida. Sin embargo, esto no tiene porque ser así, ya que estos sentimientos se ganan.

Cabe destacar que es importante valorar la vida de todas las personas y olvidarnos de volvernos jueces de otros, ya que eso solo nos hace daño. En el caso de sentir rencor porque una persona no ha cumplido con nuestras expectativas es algo que más bien deberíamos trabajar.

Que nadie destruya tu equilibrio mental

Pero si alguien de tu familia, te hace daño, rompe tu equilibrio mental y hasta llega a ser violento de manera física o emocional, lo mejor es alejarse sin ningún problema. Recuerda que los títulos familiares y los lazos sanguíneos no pueden borrar las heridas en los corazones de las personas.

Además no todas las familias, son lo que deberían ser, mucho menos la imagen que nos venden, existen personas toxicas incluso dentro del plano familiar, que definitivamente podrían hacerte daño. No hemos venido al mundo a sufrir, mucho menos por otras personas, aunque lleven nuestra sangre.

La familia siempre debe estar ahí para protegerte, más cuando se trata del padre, madre o los hermanos, cuando esto se sale de control, lo mejor es romper lazos y no sentirte culpable, cada quien tiene sus razones y es algo completamente valido.

Eso sí, ten presente que como toda perdida es necesario trabajarla, tratar con el dolor, no esconderlo y sobretodo aprender a perdonar. No es tu culpa que esa persona se comportará de manera negativa, así que no te sientas culpable por sacarla de tu vida.

Adiós a la culpa

Si decides romper un lazo, no te sientas mal; lo haces por tu bien y no existe nada mejor que preocuparte por tu propia salud emocional.

Toda pérdida necesita ser reconocida, trata el dolor sin esconderlo y lo más importante: aprende a perdonar. El comportamiento de los demás no es tu culpa, así que no te sientas culpable cuando te alejes de quienes no aportan amor a tu vida.

No olvides dejarnos un comentario, para saber que nos lees y si te gustó nuestro artículo puedes compartirlo con tus amigos en las redes sociales!

Compartir

Comentarios