Mis hijos tienen y tendrán siempre una madre que los amará hasta el último respiro.

Consejos 102087 Visitas

Dicen que no hay amor más grande que el amor de una madre hacia sus hijos, y es verdad. Una madre sería capaz de cualquier cosa por el bienestar de sus hijos. Una mujer ama a sus hijos desde el momento que sabe que están creciendo en su interior, su amor empieza a crecer hasta que tiene unos valores incalculables. Este sentimiento incondicional de una madre por sus hijos es indispensable para que la vida siga en nuestro planeta, sin él, no habría nada.

El amor deja una gran huella emocional en los bebés desde que llegan a nuestro mundo. De hecho, la salud mental de las personas depende en gran parte del amor recibido por su madre. Si un bebé tiene sus necesidades básicas cubiertas desde el nacimiento (tanto a nivel físico como emocional), tendrá un buen desarrollo emocional en el futuro. Si en el cuidado de un bebé no se da importancia al amor, el bebé no sabrá tolerar emociones negativas o el estrés en el futuro, y esto, le convertirá en una persona, posiblemente desequilibrada a nivel emocional.

Compartir

Comentarios