Llorar no es de débiles.

Consejos 4242 Visitas

Si eres del grupo de mujeres que lloran por todo, siéntete afortunada ya que eso es completamente normal y saludable, esto significa que somos personas fuertes, seguras y con una enorme resistencia.

Llorar es algo que hacemos desde el momento en que nacemos, algunas personas creen que es un signo de debilidad, pero al llorar demostramos nuestra vitalidad.

A muchas personas no les gusta llorar ya que sienten que muestran su lado más débil, y que quedarían vulnerables ante los demás sin saber que al mostrar este lado de sensibilidad, demuestran que tienen bastante fortaleza. Ya que no todas somos capaces de llorar y expresar lo que sentimos.

Llorar alivia el estrés

Cuando lloramos liberamos presiones de las relaciones interpersonales y nos ayuda a librarnos de los problemas en que nos sentimos apresados a nivel emocional. Una de las mejores maneras para quitarte todo ese dolor y para desahogarte es llorando. Si reprimimos todo ese sentimiento con el tiempo nos haría daño.

Cuando lloramos o derramamos algunas lágrimas, eso significa que estamos alejando todo aquello que alguna vez nos hizo daño o que nos hizo o nos hace mal.

Llorar te convierte en tu mejor amigo

Al llorar demuestras lo sensible que eres y se forma un vínculo de empatía con los demás ya que te abres y te expresas en tus peores momentos. Esto empuja al otro a que demuestre sus sentimientos y a hacer lo mismo si verdaderamente lo necesita.

Las relaciones se fortalecen y nos acercan más a aquellas personas que son importante para nosotros. Llorar te permitirá ver quiénes son tus verdaderos amigos.

Así que no te olvides, llorar no es de débiles… Llorar es tomar aire y sacar todo aquello que hace mal a nuestro corazón, para finalmente seguir adelante.

Compartir

Comentarios