Que la Bendición de Dios descienda esta noche sobre tu vida.

buenas noches 1451 Visitas

Que la Bendición de Dios padre, Dios hijo, y Dios espíritu santo desciendan esta noche sobre tu vida, tu hogar y tu familia. Buenas Noches!

Oración de Buenas Noches

Padre Celestial, mi día llega a su fin y estoy lista para ceder. Pero antes de hacerlo, tengo que agradecerte por tu lealtad hoy. Siembre es un buen día, incluso cuando las cosas no salen de la forma que había planeado, o cuando el mundo parece ser caótico, porque Tú tienes el control.

Por todas las veces que fui consciente de tu ayuda hoy, todas las veces que tu presencia parecía estar tan cerca, gracias Dios. Por todas las formas en las que obraste tras las escenas, desconocidas para mí, momentos en los que ángeles enviados del cielo se comportaron en mi representación que nunca conoceré, gracias por eso también, Dios.

Perdóname por cualquier acción tonta de mi parte o por las cosas que hice sin pedir antes tu bendición o sabiduría. Esos son momentos que preferiría olvidar, pero estoy tan agradecida por tu perdón, cuando lo pido. Nunca quiero irme a dormir sin aclarar las cosas entre nosotros, Señor. Nuestra amistad significa tanto, y tu santidad merece eso. Gracias por amarme de la forma en que soy. Tu amor me ayuda a darte todo y llena mi corazón con adoración hacia la relación que compartimos gracias a Jesús.

Mientras cierro mis ojos esta noche, oro por seres queridos a mi alrededor, por amigos y aquellos que necesitan conocerte, Señor. Estoy orando para que tu amor, como los billones de estrellas en el cielo nocturno, los toque y los ayude a ver quién eres en verdad. Oro por nuestro mundo y por aquellos en este. Oro por sus necesidades, así como también oro por las mías.

Otórgame un buen sueño esta noche Dios, para poder despertar fresca y lista para comenzar un nuevo día amándote. Gracias de nuevo por tus bendiciones tan poco merecidas y tan inmensas. Amo ser tu hija, y anhelo que la palabra “fiel” describa mi servicio hacia ti, cada día de cada año. Cuando despierte por la mañana, que sea con una gran sonrisa, no un espíritu gruñón. Que tu protección y tu presencia inunden este lugar con paz y seguridad contra el enemigo. Buenas noches, Señor. En el nombre de Jesús, Amén.

Compartir

Comentarios