Aquí estoy señor, confiando siempre en Ti.

Entretenimiento 10481 Visitas

Muchas veces el diario vivir nos ahoga y nos olvidamos que tenemos de nuestro lado al que todo lo puede, al Dios de lo imposible.

En este momento ponte a pensar en todos los pequeños milagros que suceden en tu vida, por ejemplo el haber despertado esta mañana.

Muchos no tuvieron la dicha de ver un nuevo amanecer, en nuestra mesa hubo pan que comer, tenemos un techo sobre nuestra cabeza, una cama donde reposar, tenemos un trabajo que bien tenemos que madrugar pero al menos madrugamos a trabajar y no madrugamos a conseguir un trabajo.

Muchas veces pasamos desapercibidas esas pequeñas bendiciones que a diario Dios nos da, somos afortunados y muchas veces no lo valoramos.

Dios te bendiga a ti que leíste este artículo, Dios bendiga tu vida, tu hogar, tu familia, tu trabajo, tu salud y prosperidad.

Compartir

Comentarios