En mi casa no hay espacio para el miedo.

Bienestar 1293 Visitas

En mi casa no hay espacio para el miedo, porque la bendición de Dios cubre mi hogar. Amén!

¡No permitas que el enemigo te siga robando la paz y la armonía de tu familia! Si estás leyendo estas líneas en este momento, es porque Dios tiene un propósito contigo y con los tuyos. Es más, ¡Él ya ha comenzado algo grande en tu casa!

Este es un año para abrirle las puertas al Señor y prepararte para experimentar grandes cambios en tu familia. La presencia de Dios te sana y te da creatividad para seguir adelante y no cesar en tu confianza de seguir a Cristo.

Compartir

Comentarios